domingo, 8 de marzo de 2015

Los 4 Drivers en la Gestión Logística




En la actualidad la actividad logística cobra cada vez mas peso en la organizaciones, ya que es aquí donde muchas veces es posible hacer esos cambios que rápidamente  generan ahorros importantes en las operaciones y por lo tanto en los resultados del negocio, pocos procesos de negocios son tan dinámicos y exigen tanta actualización como lo son los relacionados con el campo de la logística en las empresas de hoy.

La logística como parte fundamental de la gestión de la cadenas de suministros ó Supply Chain, conlleva la administración de cuatro elementos claramente identificados e interrelacionados entre si, lo cual indica que un fallo en uno de estos se refleja de forma inmediata en el desempeño de los otros.

Para tener claridad sobre que mejorar nada mejor que saber identificar para así desarrollar iniciativas en cada punto en concreto, bien sea mediante técnicas de Lean, Six Sigma, 5´s,  JIT, etc., Es por tal razón que he querido recordar los “drivers” que manejan el desempeño de la logística, para de esta forma enfocar los esfuerzos de manera sistemática y conseguir asi los resultado en el "menor tiempo posible y a mejor costo total competitivo", tal como lo reza muchos de los expertos en estos temas.


Inventarios: Los materiales son sin lugar a duda uno de los elementos primarios de un sistema logístico y de toda la organización en si, sobre todo cuando hablamos de empresas distribuidoras ó de manufactura/fabricación, ya que es gracias a esto que es posible conseguir ese margen que nos permite cubrir las obligaciones con los colaboradores, terceros e inversionistas, en este apartado es posible encontrar tanto inventario de materias primas, como productos en proceso, producto terminado,  en transito u obsoleto/descontinuado ó no apto para la venta, saber definir claramente la política de gestión (ej.: FIFO), niveles de seguridad, puntos de pedidos, precisión, presentación y conservación entre otros.

Transporte: este drivers, es sin lugar a duda  donde mayor énfasis y tal vez donde ha nacido el tema logístico desde sus inicios, asegurar las entregas en tiempo y cantidad siempre han estado relacionadas con la actividad logística desde sus comienzos hasta los tiempos actuales, sin embargo ya no solo se refiere a la salida ó entrada del material en la organización, sino también a los recursos para facilitar el movimiento interno de esos productos de forma rápida y segura.

Instalaciones:  la infraestructura física necesaria para el desarrollo de las actividades comprende el tercer elemento que debe ser considerado en la gestión de Logística, ya que si queremos garantizar una conservación y salvaguardia del productos así como de los recursos necesarios para su paso temporal en la organización,  ya sea alquilado ó comprado por la organización, es necesario que se cuente con las condiciones mínimas de almacenamiento de los productos según su naturaleza,  y que no solo se limitan a su resguardo, sino también a los elementos físicos necesarios para llevar a cabo las actividades de recepción, almacén, transformación, preparación  y despacho de los mismos.

Información: desde hace mucho tiempo es conocido que la logística debe al mismo tiempo asegurar que la documentación necesaria para el manejo de los inventarios en toda la cadena de suministros fluya de forma constante y segura, evitando cualquier tipo de contratiempo motivado por diferencias ó deficiencias tanto a nivel de requerimiento legal ó según el acuerdo de entrega con el cliente-proveedor, aquí el factor tecnológico juega un papel preponderante ya que los avances a nivel de comunicación han elevado en gran medida las capacidades y las exigencias en ambos lados de la cadena de suministros, garantizar el flujo de información aguas abajo y en sentido inverso para los diferentes procesos exige una actualización permanente de los recursos IT disponibles y sus debidos soportes tanto a nivel de hardware como en software.

Cada uno de estos elementos pueden tener una mayor ó menor necesidad de actualización, ajuste, modificación ó transformación en la organización y depende en gran medida de la naturaleza de producto, el mercado objetivo, nivel de desarrollo del negocio, equipo humano y habilidad financiera para las inversiones que se requieran, y digo “habilidad” porque hoy en día existen gran variedad de opciones que permiten tomar ventaja de todo tipo de inversiones en diferentes modalidades de contratación.

Finalmente es importante considerar la integración de estos elementos de forma armónica, para desarrollar los cambios de forma constante y sin pausa, motivando al equipo humano y haciéndolo participe de esta evolución sostenida del negocio.

Un Saludo y éxitos,

Humberto Galasso
Supply Chain – Retail

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada